Las fortunas del deporte Rey

Las fortunas del deporte Rey
2    

Se suele decir que el ser humano es capaz de lograr las proezas más bellas, y al mismo tiempo, ser autor de las obras más terribles. Como especie dominante del planeta, su inteligencia ha estado ligada a un desarrollo tecnológico exponencial, que ha sido especialmente acusado en los dos últimos siglos de su corta historia. El talento, una cualidad que es intrínsecamente humana, ha sido el motor que empuja un escalón extra al ser humano en su escalada hacia el progreso, ya sea para bien o para mal.

Según la naturaleza de este, el talento puede adoptar distintas formas: unos consiguen convertir un bloque de mármol en una diosa; otros entienden el lenguaje matemático para formular la división del átomo; algunos consiguen plasmar palabras que soporten el paso del tiempo, y solo un puñado de atletas pasan a la historia maravillando a millones de personas en un estadio.

La rentabilidad del talento

Como deporte rey a nivel europeo, el balonpié es un claro exponente de la ley de la oferta y la demanda. Dentro del mismo existen categorías, que van desde las más básicas a auténticos monstruos del espectáculo.

De esta manera, los números más representativos se observan en las competiciones de alto nivel, donde los jugadores con mejores capacidades cobran sueldos que los convierten en verdaderos magnates.

Durante el año 2018, algunos de los jugadores profesionales más sonados han llegado a percibir cifras cercanas al centenar de millones de euros. De esta manera, aparte de ser un deporte que levanta pasiones, el fútbol supone uno de los negocios más lucrativos del mundo, especialmente para los que pisan el césped.

Cada país tiene a su propia estrella

Este deporte (o soccer, como lo llaman en E.E.U.U, para distinguirlo del fútbol americano)tiene raíces europeas, donde se disputan las ligas y competiciones más importantes a nivel mundial. Sin embargo, existe una fuerte tradición en los países sudamericanos, que ha convertido al subcontinente americano en una superpotencia futbolística que rivaliza con los mejores futbolistas europeos.

Entre ellos, destacan Argentina y Brasil, los cuales han traído al mundo a algunas de las mejores estrellas a lo largo de la historia. Un ejemplo de esto lo podemos observar actualmente en las cifras que mueven ciertos jugadores durante la temporada 2017-2018.

Lionel Messi es considerado por muchos entendidos como el mejor jugador del mundo, y posiblemente, de la historia del fútbol. En el año 2018 acumuló un patrimonio de 98,8 millones de euros en su periplo por el club F.C Barcelona, situándose como el jugador argentino con más ganancias.

Neymar, el tercero del ranking según la infografía, fue el brasileño con más ingresos por temporada, situándose en unos nada desdeñables 80,1 millones de euros. Luego está el delantero Luis Suárez, que con sus 24 millones de euros acumulados fue el futbolista uruguayo con mejores ingresos de 2018. Por último, está el colombiano James Rodríguez, que a pesar de no ser tan popular como otros, conserva un buen puesto entre los mejor pagados, con 19,7 millones de euros en ganancias gracias a su rendimiento en la Bundesliga alemana.

Las fortunas del deporte Rey

Cristiano Ronaldo fue el portugués mejor pagado de 2018, con la impresionante cifra de 96,2 millones de euros.
GlobalTMS

GlobalTMS

26-06-2019

Por otro lado, tenemos el caso de jugadores de origen (en su mayoría) europeo, donde el incombustible Cristiano Ronaldo fue el portugués mejor pagado de 2018, con la impresionante cifra de 96,2 millones de euros, muy cerquita de su eterno rival Messi. El jugador británico del Real Madrid, Gareth Bale, a pesar de estar en horas bajas, acumuló 30,8 millones de euros.

Le siguen el francés de origen guineano Paul Pogba, que llegó a los 26,3 millones de euros con su Manchester United, y Graziano Pellé, que jugando en el equipo chino Shandong Luneng acumuló la cifra de 19,7 millones de euros (el futbolista italiano mejor pagado de la historia), empatando con James Rodríguez.

Por último, están el sueco (de ascendencia bosniocroata) Zlatan Ibrahimovic, con 18,7 millones de euros, el español Gerard Piqué con 18,5 millones de euros y Yaya Touré, el futbolista marfileño mejor pagado, con 17,5 millones de euros, y que juega actualmente en el Olympiacos de El Pireo.

Comentarios (2)

Laura Iribarren
30 July, 2019. 13:29

Lo de Messi en Argentina era de suponer, pero en España Piqué? Jamás lo habría dicho… como aquí siempre estamos fichando a extranjeros, como que no nos damos cuenta de lo que ganan los de aquí.

Fernando González
30 July, 2019. 13:30

No por sabido, deja de impresionar